viernes, 23 de diciembre de 2016

El corazón acapara todas las portadas


El corazón es famoso
acapara todas las portadas
lleva gafas de sol
y una nube de paparazzis.
El corazón se lo tiene muy subidito
pero el  corazón es una estafa.
El corazón no es el corazón
no hay corazón que valga
es un mito
son los padres.

Ese trozo de carne roja
no da saltitos, ni vuelcos, ni se sale por la boca 
Detrás del esternón
solo hay ventrículos sangrantes
arterias conectadas
y un tic- tac absolutamente involuntario.

Ahí dentro
nunca pasan esas cosas
no se ofician los entierros
ni se inaugura el festival de los primeros besos
no hay una foto de tu abuela sonriéndote
ni está aparcada en una aurícula tu primera bici.

El corazón es una víscera con grumos
una pieza de casquería
allí no hay un puto sentimiento humano
y sin embargo
se lleva todos los cantautores
y sale en todos los estribillos.

Qué pasa con el páncreas
y qué ha hecho mal el hígado
para no merecerse una puñetera  metáfora
ni un Cupido
ni un dibujito tallado en algún árbol
ni un triste emoticono
ni una mísera canción de reguetón.

Mi corazón por ejemplo
es una fría máquina de fabricar latidos
y esperemos que ningún infarto.

Yo no te quiero desde ahí
a mí todo me sucede en otro sitio:
los túneles oscuros de mis nervios
donde todos los días pasa
a cien mil kilómetros por hora
el tren iluminado de tu entusiasmo.