sábado, 11 de junio de 2011

El cartero y Descartes



Descartes tiene frío
Imagínatelo
Allí junto a su cartesiana estufa
arrimando los pies al fuego sin Heráclito
Da un poco de penilla
Y entonces entra su cartero y le interrumpe y él :
Por qué me solivianta tu presencia
¡No entiendes que yo pienso¡
Y se lo grita a todo el mundo
del pasado y del futuro y al cartero:
Dudo pienso ahora estoy seguro…
(vacila un poco todavía)
 ahora, yo… estoy seguro …
YO EXISTO.
Años después
en el crudo invierno de Estocolmo
se iba a morir de frío
neumonía  
Entonces
¿Quién no escribe en contra de la muerte?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario