martes, 24 de septiembre de 2013

El rey de los adverbios


La primera vez
andaba yo buscando otra palabra
el diccionario abierto por la S
entonces lo vi reptar despacio
hacia el blanco precipicio 
de la página quinientos veintisiete.

La segunda  vez abrí poquito a poco
pero ya era tarde
le nacían dos alas 
en los antiguos arcos de la M.
Salió volando fugaz, traidor, hijo de puta,
por la triste ventana de aluminio

La palabra sieMpre
el rey de los adverbios
perdiéndose en la noche y las farolas
largándose sin más
en plan murciélago
tan adverbial, tan negro, tan solemne.

Desde entonces
temo el despegue de los más modestos:
el pronto,
el mientras,
el después,
sobre todo me da miedo…el todavía
He cerrado  el diccionario
para sieMpre.


2 comentarios:

  1. Hay otro al que yo le temo más, aunque suele ser tan radical como embustero. NUNCA, vaya pieza. Tan frustrante, tan definitivo.
    Brillante.

    ResponderEliminar