jueves, 23 de febrero de 2017

Epifanía light


Yo esperaba que me ocurriera
haciendo  el camino de Santiago
o en el Machu Pichu
quizá frente a una aurora boreal
o en los paisajes lunares de la Patagonia.
Pero no.
He encontrado la respuesta
he recibido la Iluminación
he comprendido el sentido último de todo
en la sección de lácteos
del supermercado de mi barrio.

De pronto mientras contemplaba todos esos yogures
desnatados y exactos como números primos
inmóvil frente a todas esas huestes de bífidos activos
he sentido que todo encaja y tiene su razón de ser en el cosmos
como si cada ente de la creación
estuviera en el expositor ontológico que le corresponde.

Con esta certeza etiquetando mi frente
como una pegatina de Dios
he recorrido un mundo de verdades en oferta
un joven reponedor con sobrepeso
ha sido mi guía espiritual
mi dalai lama.

He caminado junto a él por los emporios de Fenicia
(él lo llama pasilllo de perfumería)
allí he probado todas las colonias de muestra
lleno de ungüentos y aromas sensuales
he pedido que, como dijo el poeta, el camino sea largo
hasta la línea de caja.

Mis pies se han elevado a veinte centímetros del suelo
he visto el alma verde de las coles de Bruselas
me he postrado ante el milagro giratorio de la licuadora
he alcanzado el mismísimo satori
ante un paquete de fideos ramen instantáneos
la piedra filosofal tenía forma de croqueta congelada.

Extasiados
mi carrito y yo
hemos llegado al umbral del más allá
allí, frente al disparo de luz de la cajera
he leído su nombre en la chapita: Jenifer  
Jenifer, los ojos pintados de abismo
como un Anubis de extrarradio
Jenifer ha pesado mi corazón ligero como una pluma
y con la levedad propia de los seres mitológicos
ha dicho mientras sostenía el universo entero
 y mis yogures :

“Ha tenido usted mucha suerte
casi se nos habían agotado

todas las existencias”

1 comentario:

  1. Simplemente desearte un feliz día mundial de la poesía así como desearte mucha suerte con tu nuevo libro y con las nuevas experiencias que éste te traerá.
    Un saludo.
    M.

    ResponderEliminar