viernes, 2 de noviembre de 2012

Cambio de asiento


En el asiento de atrás
soñábamos con llegar al volante.
Guapos y valientes,  
en el futuro  atravesaríamos
los campos, las ciudades,
Sujetos a las crines de nuestro
caballo de acero,
hacia el lugar distinto  y formidable
que iba a ser nuestra vida.

Cómo imaginar
el asiento de delante    
las mañanas de clínex y bostezos
la primavera gris de los semáforos.
Cómo imaginar
que  soñar ese lugar
distinto y formidable
era la vida.

1 comentario:

  1. "Cómo imaginar que soñar..."..es verdad, es la vida que puede llegar llena de sorpresas...pero nunca hay que abandonar a los sueños...hay que perseguirlos hasta alcanzarlos....esa también es la vida. M.

    ResponderEliminar