martes, 11 de noviembre de 2014

Contra natura


La Naturaleza es sabia (dicen)
y no hace nada en vano (añaden)
de lo primero no nos cabe la menor duda
alguien que ha inventado
las ballenas jorobadas, la fotosíntesis o el sexo
es alguien que indiscutiblemente tiene talento
pero en cuanto a lo segundo
si uno se fija a veces demuestra
una fuerte tendencia al dispendio.

Puede que yo no sea nadie para cantarle las cuarenta
sólo uno más de los miles de millones de bichos vivientes
que duermen en su casa de gorra
(al fin y al cabo ella también es mi madre)
pero al menos en  este poema
no me pienso quedar con la boca cerrada.
 .
Por ejemplo
qué le hubiera costado
ahorrar  un poco en estrellas
un puñado menos en la olla del cielo
y nadie lo hubiera notado

Haber guardado toda la energía
de tantos rayos, truenos y centellas
para cualquier otra cosa
menos espectacular pero más constructiva.
¿Cuánto nos cuesta que el sol caliente desiertos
en los que no vive nadie?
¿No puede cerrar el grifo ahí arriba horas antes
de que aquí abajo lo llamemos diluvio?

Es hora de decirlo:
podríamos haber renunciado al arco-iris,
bonito, sí
pero tremendamente innecesario.

No sé que opina el resto
pero yo puedo pasar perfectamente
sin agujeros negros
sin glaciares azules
sin avispas
y no es que tenga nada en contra de ellas
pero en fin…
con las abejas ya quedaba clara la idea.

Siempre me pareció un despilfarro
el asunto de los dinosaurios
tanto tiempo invertido en traerlos a todos
para luego de una sola pedrada
largarles.

Y no quiero tener que mencionar el tema
de los terremotos, el cáncer
el puñetero mosquito de la malaria
o las malformaciones congénitas
porque termino enfadándome.

Pero sobre todo
lo que menos me entra  en la cabeza  
lo que siempre me ha dejado perplejo
¿por qué?
en este polvoriento rincón de la galaxia
en el pecho de estos pequeños monos preguntones  
remachada con clavos completamente invencibles
aquí, latiendo, ahora
esta enorme terca inútil violeta maldita esperanza.


2 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo con demonizar la esperanza. Para mí es necesaria y bendita.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo, aunque de terca, violeta y maldita, muchas veces sí; de inútil no tiene nada la esperanza. Al contrario, de esperanza vive el hombre, y si mi apuras, hasta el gato, pasando por muchos más!

    ResponderEliminar