viernes, 10 de agosto de 2012

Calle Ibiza




Te parecerá raro que te lo cuente ahora
después de que ha pasado tanto tiempo
tú te habrás ido a vivir con alguien
más vivible que yo, a alguna urbanización
en las afueras de Madrid, una de esas
que tienen todo dispuesto como un gallinero
a la temperatura exacta de la reproducción.
Te parecerá raro que te escriba ahora
después de siete u ocho años de indolencia,
pero hoy mientras caminaba por la calle Ibiza
he visto aquel portal  donde inventamos
la sagrada resurrección de la carne
con un polvo tan oscuro y luminoso
que los dioses se pudrieron de envidia.
No lo vas a creer pero
en el número veintisiete  de la calle Ibiza
nos han puesto una placa
 huele         todavía          a sexo.



2 comentarios:

  1. "tú te habrás ido a vivir con alguien más vivible que yo" ¡bonito juego de palabras!

    "que los dioses se pudrieron de envidia" se pudrieron... u see. No sé si es la mejor manera de decir con palabras que un polvo alcanza el estrato de lo divino. Pero bueno, ya no comento más, a ver si me escanladizo (?) Jajaja, nah. En serio, en general me ha parecido intenso.

    ResponderEliminar
  2. No te escandalices, piensa que el que está "podrido" soy yo.
    Un beso

    ResponderEliminar