viernes, 10 de agosto de 2012

Nuestro mosquito




Un mosquito ha entrado en nuestro reino.
Un mosquito abre una raja de sonido
en el silencio gelatina de la noche.
Mientras tú yaces dormida como un resumen
caliente de mi vida.
Mientras los libros intercambian capítulos
de contrabando  
en la frontera de las estanterías .
Mientras nuestros teléfonos móviles
brillan en la oscuridad y aguardan
su rugido de bites inoportunos.

Yo supongo que hay momentos
que abren zanjas que son escapatorias
Cuando la mente vuela en círculos
concéntricos y por algún motivo
todo está bien aunque nada esté
en su puñetero sitio.

Mi mosquito es una esquina de la noche
mi mosquito es el terror de morir solo
mi mosquito es esa nube
de la que brotan pensamientos en los comics.  

 De tus ojos cerrados y serenos
 me salen unas ganas de vivirte
y de sobrevivirme a un tiempo,
ganas de escuchar música llorando
y de postrarme agradecido
ante el milagro incomprensible,
de que tu cuerpo más mi cuerpo
haga que el viento se rice  de saliva.
Ganas que no se corresponden
con el hecho de que hoy es  veintisiete
de Abril sin demasiada historia.

Mi  mosquito que es ya nuestro mosquito
sobrevuela tu  cabeza como  
el recuerdo de aquella mala época.
Nuestro mosquito es un Ícaro deforme
una bala de carbono inteligente
un lunar convertido en astronauta
despegado de pronto de tu pecho.

Yo sé que siempre sin quererlo
precisamente porque yo no sé oponerme
yo sé que siempre estaré roto.
Por eso agradezco  a un ser tan diminuto
que se parezca a ti, que me perdone,
que me saque de la cama
odiando  su hematófaga progenie,
que me arranque de la vida este pedazo
y que me ayude a escribirte este poema. 

1 comentario:

  1. Me encanta eres un crack
    ...un lunar convertido en astronauta
    despegado de pronto de tu pecho.

    Increíble, me da ganas de soltar un avispero en tu cuarto para provocar a tus musas, jajja

    Jesús

    ResponderEliminar