jueves, 6 de septiembre de 2012

Las palabras y las cosas


Yo no lo recuerdo
pero mi madre me cargaba en brazos
cogía entre las suyas
mis dos pequeñas manos
que no eran manos todavía
que eran ruiseñores mudos y ni eso
que eran cabos sueltos
y me obligaba a tocar los objetos de la casa
uno a uno.
Me presentaba el mundo,
consciente supongo,
de que el mundo se conquista con las manos.
Naranja, cuchara, libro, nariz, hermana,
inaugurando los sonidos
 me ofrecía sus texturas y sus formas,
para que yo ensamblara mentalmente
las palabras y las cosas,
para que yo tendiera esa cuerda necesaria
entre vivir y pensar,
para enseñarme en fin…
la piel de las palabras.

Mi madre, al final nunca lo supo,
logró lo que quería
yo  terminé más o menos
llamando a las naranjas por su nombre.

Pero aunque el mundo hasta hoy
me siga pareciendo incomprensible
y  aquella cuerda se deshaga con la lluvia
lo que de verdad le agradezco
en noches inflamadas como ésta
desde aquí
desde el oro azul de sus palabras
es este afán incorregible
por tocarlo         
todo.

8 comentarios:

  1. un poema absolutamente maravilloso, un gran poema, te felicito.

    carmen crespo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Carmen, me hace ilusión que te guste, más viniendo de una poeta enamorada de la poesía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que te leo me gusta más y más lo que escribes. Es un placer tener tu blog cerca lleno siempre de calidad y la frescura de un poeta que no debiera, pero es desconocido.

    Un saludo Miguel! (No pares)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, gracias por los ánimos, seguiremos escribiendo, me temo que ya se nos ha hecho tarde para dejarlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Excelente! Me ha gustado mucho, pues ha revivido en mí, así como en otras personas, la curiosidad que siento y sentimos hacia las cosas. Es un poema muy terruñero(como creo que decía Dori) pues me traslada a la infancia ´inconsciente`, pues es la que recuerdo vagamente. PD: Creo que éste es mi favorito (de momento) ;) ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
  5. Miguel!
    Qué bonito. Lo estaba leyendo y la dulzura me sobrevolaba los labios. Se me ha puesto la mirada hasta con ese tono "sepia" de las fotografías.

    Me ha gustado mucho! Voy a guardar tu blog ;)

    Te mando un besito!

    ResponderEliminar
  6. Almudena
    No sabes qué ilusión me ha hecho verte por este pequeño territorio...y encima que te haya gustado el poema. Me has alegrado el día lluvioso. Yo he pasado varias veces por tu paradise. De hecho voy a enlazarlo.
    A ver si coincidimos un día de estos en Diablos o donde la poesía quiera.

    ResponderEliminar
  7. Madre mia Miguel! No sabia yo esto, que hermoso! Te dejo una cita de Rabindranath Tagore, un escritor indio:
    `` La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.´´

    Tu primo, Nico

    ResponderEliminar