viernes, 30 de agosto de 2013

La libertad o los elefantes



Cerraba los ojos
y tenía una piscina pública
donde los adultos decían
ombligo,
Los dedos de mis pies
eran lagartijas de  colores
Cuando era agosto en mi oreja izquierda
una  tribu de esquimales
se refugiaba en la derecha.
Me guardaba gatos en la boca
y vomitaba perros de un solo ladrido

Yo no era feliz
porque yo no era yo
y entonces eso no hace falta
Yo era el mundo
y una manada de elefantes me recorría la espalda
tocando sus trompas
amarillas como saxofones

Yo no fui yo
hasta que un día
comí tierra en el parque de mi calle
 y mientras miraba los columpios
empecé a escuchar tic-tac,
fue entonces:
cuando por primera vez
pensé en mi corazón
como una víscera granate
distinta de mí mismo

Entonces yo fui yo
y hasta hoy todo ha sido separarse
Ya no aterrizan aviones en mi nuca
si  una pierna se me duerme
es una pierna que se duerme
no una fiesta de hormigas  transparentes

Ahora soy lo que soy
esta blanca habitación vacía
y para llegar al mundo
tengo que cruzar una autopista de preguntas
Cuando cierro los ojos sé quien soy
pero lo único que veo
son mis párpados
por dentro.

He llegado
pero no sé dónde
He ganado en libertad
lo que he perdido en elefantes.


martes, 20 de agosto de 2013

Crimen perfecto


En aquella tierra
al sur de la galaxia
hubo tres años de fuego abrasador
nunca llovía
el sol dejó  de ser el bien y la belleza
y empezó a ser el asesino.

Las paredes del cielo,
(el escenario del crimen)
y todas las tardes la misma puñalada
litros de sangre salpicando
en la mejilla de las nubes

Algunos hombres decidieron
enviar interminables plegarias  a sus dioses
otros corrieron a consultar los almanaques
fabricaron artilugios
comenzaron a hacer cálculos y mediciones
muchos emprendieron viaje hacia otras tierras

Pero un joven desconocido
decidió sentarse en la arena
y antes de que llegaran
la noche con su fregona de estrellas
a limpiarlo todo.
conversaba con el sol durante horas
intentando que éste
depusiera su actitud

Pero  a la mañana siguiente
el mundo amanecía igual de seco
las nubes se despertaban mudas
felices de ser  nubes,
el sol todavía más inmenso

Pero aquel pobre tipo
seguía dialogando con el asesino
terca e inútilmente,
mientras envejecía.
Los demás
empezaron
a llamarle
poeta.

sábado, 10 de agosto de 2013

Yo iba a ser Bogart



Ya no te acordarás
pero al principio
jugué la carta de tipo aventurero
interesante
de esos que sonríen en las cafeterías
cuando se cierra el plano  
a pesar de que la peli es triste.

Un poco  Bogart…
aunque es verdad,
siendo sinceros,
que con bastante menos clase
 y peores diálogos,
pero sin mala hostia.

Desde el vestíbulo
cualquier tugurio  parece interesante.
Yo te dejaba allí para que vieras
en penumbra el resto de la casa
la parte presentable
es decir
que tengo mundo interior
que he leído a Platón y a Raymond Carver
que he visto algo de mundo
que escribo cosas parecidas a poemas
y ese tipo de sandeces.

Dos años después
y a estas alturas
tú ya sabes que no era para tanto
sabes de sobra
que vivo en tres bombillas
escondo muertos en la nuca
lleno el tiempo de escarbajos huecos
y desayuno convertido en una cabra.

Otro pobre hombre
tan cobarde y egocéntrico y obseso  y …
debo repetir lo de cobarde.

Pero hoy, no sé,
la tarde  se ha quedado  en calzoncillos
y todas esas máscaras danzaban por el suelo
así que he decidido…
¿por qué no?
 cambiar de carta.

Voy apostarlo todo a tu ternura
voy a creer del  todo en mi torpeza
como Chaplin
con toda mi miseria por delante

por si te apetece
por si todavía

por si nunca es tarde.

lunes, 5 de agosto de 2013

Epitafio en el aire


Aquí yace un hombre
que se pasó la vida
pensando para qué la vida
mientras la vida
le pasaba por encima
                        
No respondió ninguna pregunta interesante
no dejó certeza alguna remarcable
eso sí
si ustedes no le conocieron
se perdieron lo bien que
-a ratos-
se encogía de hombros.

sábado, 3 de agosto de 2013

Yo... sociedad anónima



Si mi cerebro fuera la oficina de comercio
de una empresa multinacional
yo sería ese,
al que nadie pregunta en los pasillos

De un lado a otro
peces gordos y corbatas negras
sonríen
firman los contratos
toman decisiones
hablan por videoconferencia 
con miles de franquicias repartidas
por mis manos,por mis tripas, por mi espalda,
compran nauseas, venden sudores fríos,
importan resfriados,
exportan alguna sonrisa
hablan con otras sociedades tan anónimas
pero menos que la mía.

Y yo en aquel cubículo
la camisa arrugada
los zapatos sucios del  abismo
harto de mi nadie
intoxicado de preguntas y café
incapaz de entrar al despacho de mí mismo
Soñando con el tiempo de tomarme 
unas imposibles vacaciones 
de este trabajo irrenunciable de ser yo.


Pequeño consejo de convivencia felina


Hay un tigre debajo de tu almohada
hay un tigre azul océano
que salta a tu pijama desde fuera de las cosas
hay un tigre colmillo de pregunta.

Apagada las luces de la casa
una vez hecho el repaso cotidiano
de facturas con el mundo.
cuando ya has pensado en fulanito
cuando has pintado de trece colores  el techo
entonces te quedas solo
muy solo
y piensas en eso
que yo no sé lo que es
que tú no sabes lo que es
que nadie sabe.

Hay un tigre debajo de tu almohada
Hay un tigre de ternura sin respuesta
Hay un tigre salvajemente humano
debajo de tu almohada y de la mía.

Es para siempre
conversa con él
aprende a soportarlo
jamás  lo domestiques.