martes, 20 de agosto de 2013

Crimen perfecto


En aquella tierra
al sur de la galaxia
hubo tres años de fuego abrasador
nunca llovía
el sol dejó  de ser el bien y la belleza
y empezó a ser el asesino.

Las paredes del cielo,
(el escenario del crimen)
y todas las tardes la misma puñalada
litros de sangre salpicando
en la mejilla de las nubes

Algunos hombres decidieron
enviar interminables plegarias  a sus dioses
otros corrieron a consultar los almanaques
fabricaron artilugios
comenzaron a hacer cálculos y mediciones
muchos emprendieron viaje hacia otras tierras

Pero un joven desconocido
decidió sentarse en la arena
y antes de que llegaran
la noche con su fregona de estrellas
a limpiarlo todo.
conversaba con el sol durante horas
intentando que éste
depusiera su actitud

Pero  a la mañana siguiente
el mundo amanecía igual de seco
las nubes se despertaban mudas
felices de ser  nubes,
el sol todavía más inmenso

Pero aquel pobre tipo
seguía dialogando con el asesino
terca e inútilmente,
mientras envejecía.
Los demás
empezaron
a llamarle
poeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario