martes, 21 de enero de 2014

Sabios



Cátedras, trajes, títulos, premios, homenajes,
les colocan micrófonos, les llaman expertos,
doctores en algo impronunciable,
gurús en no sé qué de no sé cuál,
les entrevistan periodistas afeitados
nudos exactos en  sus corbatas exactas

Les admiran, les respetan, les imitan  
Les conceden medallas  
incluso  les citan con suficiencia
otros respetables  señores muy serios
que  revolotean en  círculos de saliva
alrededor de sus distinguidos sillones
en torno a  sus ilustrísimas papadas.

Les visten con batas blancas
hábitos, togas
les rezan, se arrodillan ante ellos
les besan las manos.

Pero que no te engañen,
aquí nadie sabe prácticamente nada
eminentes  y ordinarios  ignorantes
en este pequeño rincón  de la galaxia
todos recostamos la cabeza cada noche
en el más igualitario de los misterios.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada