viernes, 23 de enero de 2015

Masaje



A principios del siglo XXI 
un fantasma recorre Europa...
es el fantasma del método Pilates.
Media Europa se abandona 
al menos dos veces al mes
en las manos blancas y veloces 
de su fisioterapeuta,
se reproducen como conejos
las clínicas de osteopatía.
El viejo mundo se ha convertido en un spa.
Hoy se puede ir de Cádiz a Estocolmo
parando cada día en un centro de masajes

Será por eso
cada vez nos duele más el cuello
de tanto mirar para otro lado.







1 comentario:

  1. Es cierto...a muchos les duele el cuello de tanto mirar para otro lado, a otros de tanto mirarse el ombligo, y sólo a unos pocos, del peso de sostener miradas.
    Te sigo leyendo :)

    ResponderEliminar