martes, 9 de octubre de 2012

BESO


                                            

  Cada vez que pronuncio la palabra beso pongo
en  funcionamiento el mismo  número  de
 músculos faciales que cuando te beso
Lo que marca la  diferencia
 son  los tigres de silencio
que  olvidamos
suspendidos
en el aire.




1 comentario:

  1. Día tras día vuelvo aquí, al lugar donde me siento protegida y segura, y son por poemas como estos por los que vuelvo, cortos y sencillos, pero a la vez llenos de sentimientos y de ganas de vivir.
    Gracias por cada poema, por cada palabra.
    M.

    ResponderEliminar